dijous, 19 d’abril de 2012

CURIOSIDAD: ¿Qué papeles prefería Monica Vitti: los cómicos o los dramáticos?

Queridos lectores/-as:

Es de sobras conocido por todos vosotr@s que Monica Vitti destacó por su versatilidad en el arte de la interpretación. No sólo era actriz tanto de teatro como de cine, sino que fue muy valorada su capacidad de actúar en comedias y en dramas, indistintamente. La verdad es que, hasta que empecé a dedicarle tiempo a leer y aprender sobre Monica, no había pensado en ello, pero es verdad que los actores y actrices se suelen decantar o bien por papeles cómicos, o bien por papeles dramáticos. 

Por lo que leo en los foros de opinión disponibles para los fans de Monica Vitti en la red, su público tiene opiniones muy precisas sobre si prefieren sus dotes dramáticas o cómicas, y  también sobre los motivos de su predilección. Yo, en este caso, no creo poder dar una opinión lo suficientemente fundamentada porque sólo he tenido ocasión de ver una comedia suya entera. El motivo es  que sus comedias son difíciles de encontrar subtituladas al español y yo, por desgracia, no hablo italiano. En cambio sí que he visto la "tetralogía de la incomunicablidad" de Antonioni, por ejemplo, que sí que es fácil de conseguir con los consiguientes subtítulos. Así que, desde aquí, pido por favor que vuelvan a relanzar las comedias de Monica Vitti al mercado hispanohablante. Como ya dije en una ocasión, creo que sus admiradores/-as  que no somos italian@s, y que somos de generaciones posteriores al "boom" de la comedia italiana ("boom" que, por supuesto llegó a España en su momento), también deberíamos tener derecho a ver las películas en cuestión.

Dicho esto, a mí tanto debate de sus admiradores al respecto me hizo entrar el gusanillo de saber lo que opinaba Monica misma. (Ya lo sé, yo siempre tan "voyeur"... o, vale, tan cotilla). Total, que mira tú por donde, Monica habla sobre ello en una entrevista que tengo aquí en casa. ¡Qué suerte! Así pues, sin más dilación, he aquí lo que dice ella misma sobre el tema en este extracto de una entrevista publicada en "La Vanguardia" el 4 de noviembre (¡anda, el día después de su cumpleaños!) de 1991:

"P: Buenos días. ¿Se considera más una actriz cómica o una actriz dramática?

MV: Las dos cosas. Las dos cosas porque yo he tenido esta gran suerte en mi vida de empezar en la Academia  Nacional de Arte Dramático e inmediatamente después he empezado con los clásicos griegos; después con Machiavello, con Brecht y con Miller y Chejov. Pero simultáneamente interpretaba también papeles cómicos en otras obras, con los que tuve un gran éxito. Y esta doble posibilidad de interpretar obras dramáticas y clásicas y, a la vez, obras cómicas, ha sido para mí una gran suerte. Porque es realmente como tener dos vías de idéntico valor. Y lo mismo me ha ocurrido en el cine. He hecho con Antonioni "La  Aventura", "La noche", "El eclipse", "Desierto rojo" y "El misterio de Oberwald", que son todas películas dramáticas. Y casi simultáneamente ya interpretaba películas con Alberto Sordi, que eran muy cómicas. Depués he hecho "La ragazza con pistola", de Monicelli, que fue una bellísima comedia que usted recordará y que ha ganado muchos festivales.

P: ¿Pero existe un tipo de papel cómico o dramático que le sea más cómodo?

MV: No. Para mí son exactamente iguales. Porque mi propia personalidad es un poco así. Soy una persona que durante el día pasa de momentos dramáticos y desesperados a momentos de gran alegría en los que hago reír a todos mis amigos. Mi personalidad es así..."

Monica, compañera, cómo te entiendo. No en vano, una de mis citas literarias favoritas es la siguiente frase de Alberto Moravia: "Las contradicciones constituyen el fondo móvil e imprevisible del alma humana."

En fin, ya lo véis, Monica no prefiere un tipo de roles sobre otros. ¿Interesante, verdad? Os dejo con un par de imágenes que ilustran el talento cómico-dramático, o dramático-cómico, como prefiráis, de Monica:


Monica interpreta a Giuliana, desgarrada por la depresión, 
en Il Deserto Rosso de Michelangelo Antonioni, 1964.


Monica es La Ragazza con la pistola que da título a la película homónima de Mario Monicelli, la primera comedia italiana protagonizada por una mujer. Corría el año 1968.

¡Hasta la próxima!

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada